Seguimos esperando coches autónomos, pero los barcos autónomos ya están aquí

(CNN) — Durante años se prometieron automóviles totalmente autónomos, pero a pesar de las numerosas pruebas en carretera y los avances tecnológicos, todavía estamos esperando.

En 2016, Lyft predijo que la mayoría de sus viajes serían autónomos para 2021, mientras que en 2017, General Motors dijo que produciría en masa vehículos totalmente autónomos incluso antes. Pero crear un automóvil capaz de manejar cualquier eventualidad que pueda surgir en cada camino está resultando más difícil de lo previsto.

En el agua, la situación es un poco diferente: con menos vehículos en canales, ríos y en aguas abiertas que en carreteras, y sin el problema de los peatones descarriados, los barcos autónomos tienen menos obstáculos a los que enfrentarse. Además, los barcos a menudo siguen rutas establecidas, por ejemplo, rutas marítimas y cruces de ferry, por lo que la navegación es más fácil que con un automóvil autónomo.

Ya hay una serie de barcos autónomos que operan en nuestras vías fluviales. Impulsados ​​por sistemas avanzados de inteligencia artificial y sensores, estos barcos navegan, evitan obstáculos y se adaptan a las condiciones cambiantes en tiempo real.

Desde transporte de carga hasta misiones de búsqueda y rescate, pasando por transbordadores de pasajeros y remolcadores, se pueden programar para realizar tareas complejas, como monitorear la calidad del agua, recopilar datos oceanográficos o incluso ayudar en proyectos de construcción en alta mar.

Autónomo y eléctrico

En los canales de los Países Bajos, se han probado Roboats eléctricos y totalmente autónomos para el transporte y la recogida de residuos. Estos barcos autónomos desarrollados por el MIT y financiados por la ciudad de Ámsterdam pueden incluso combinarse para formar infraestructuras flotantes como muelles y puentes. La compañía detrás de ellos ahora espera construir un ferry autónomo que operará durante los Juegos Olímpicos de París en 2024.

En los Emiratos Árabes Unidos, Dubái probó un transbordador autónomo Abra, un barco de madera que puede transportar ocho pasajeros, mientras que en Noruega, sus creadores, la empresa química Yara International, describen al Yara Birkeland como el primer buque de carga autónomo totalmente eléctrico del mundo. , y tiene por objeto promover un movimiento de mercancías más respetuoso con el medio ambiente.

Los defensores dicen que con la reducción del error humano, los barcos autónomos prometen mejorar la seguridad y minimizar los accidentes, al tiempo que optimizan el consumo de combustible y reducen las emisiones de carbono.

Estas son algunas de las apuestas de viajes autónomos en el agua:

bote roboat

Los Países Bajos han probado Roboats eléctricos y totalmente autónomos para el transporte de pasajeros y la recogida de basuras en sus canales. Crédito: MIT/AMS Institute

bote autonomo

Equipado con seis cámaras impulsadas por IA y 30 sensores a bordo, el Mayflower 400, un buque de investigación autónomo diseñado para conmemorar el 400 aniversario del viaje original del Mayflower, navegó desde Plymouth, Reino Unido, a través del océano Atlántico para llegar a Massachusetts, Estados Unidos, en 2022.
Crédito: IBM

bote autónomo

En los EAU, la Autoridad de Carreteras y Transporte de Dubai (RTA) ha realizado pruebas con un transbordador autónomo Abra, un barco de madera con capacidad para ocho pasajeros. Forma parte de los esfuerzos para que una cuarta parte de los viajes en Dubai sean autoconducidos en 2030. Crédito: RTA de Dubai

hd hyundai

HD Hyundai dice que su Prism Courage fue el primer gran buque en cruzar el océano Pacífico de forma autónoma. En 2022, este petrolero comercial de 134.000 toneladas viajó desde el Golfo de México a través del Canal de Panamá hasta la provincia surcoreana de Chungcheong occidental en 33 días. Crédito: HD Hyundai

barco autonomo

El Yara Birkeland ha sido descrito como el primer carguero autónomo de cero emisiones del mundo. El buque viajó de Horten a Oslo (Noruega) en 2021 y hay planes para que opere regularmente sin tripulación en los próximos años. Crédito: Knut Brevik Andersen

zeabuz

En Trondheim (Noruega) se está probando un transbordador eléctrico autónomo llamado Zeabuz. Puede transportar 12 pasajeros, además de bicicletas, y se carga mientras está atracado. También está previsto que funcione en Estocolmo (Suecia). Cortesía de Zeabuz

bote autónomo

En el Reino Unido, SEA-KIT International ha desarrollado el USV Maxlimer, un buque de superficie sin tripulación semiautónomo y teledirigido. Las embarcaciones de SEA-KIT están diseñadas para su uso en los sectores comercial, de defensa y de lujo, y ya se utilizan para cartografía y topografía. Crédito: SEA-KIT Internacional

barco autónomo

En 2021, Sea Machines Robotics dijo haber completado el primer viaje del mundo de más de 1.000 millas náuticas con un remolcador autónomo y teledirigido, circunnavegando Dinamarca con una embarcación llamada «Nellie Bly». Crédito: Sea Machines

Ahora que podemos ser autónomos en el agua, ¿cuánto tiempo pasará antes de que también seamos autónomos en tierra?



Más información