Manifestantes iraquíes atacan la embajada de Suecia en Bagdad

(CNN) — Cientos de manifestantes asaltaron las puertas principales de la embajada sueca en la capital iraquí de Bagdad este jueves temprano en respuesta a la decisión de la policía de Estocolmo de conceder permiso a una manifestación donde —según los informes— planean otra quema del libro sagrado musulmán, el Corán.

Los videos publicados en redes sociales muestran una gran cantidad de manifestantes dentro del perímetro de la embajada, además de imágenes de humo negro y fuego saliendo del edificio.

CNN se ha comunicado con las autoridades iraquíes y suecas para obtener comentarios.

La protesta programada para este jueves, se producirá pocas semanas después de que un hombre prendiera fuego a las páginas del Corán fuera de la mezquita principal de Estocolmo, lo que provocó indignación y condenas generalizadas en todo el mundo.

Según AFP, la Policía de Suecia dijo este miércoles que había otorgado un permiso para que se realizara una protesta frente a la embajada iraquí en Estocolmo, y los medios informaron que los organizadores planeaban quemar el libro sagrado musulmán. La policía de Estocolmo dijo a AFP que había otorgado un permiso para una «reunión pública» fuera de la embajada iraquí, pero que no deseaba hacer más comentarios sobre lo que planeaban los manifestantes.

Según AFP, la policía de Suecia subrayó que solo otorgan permisos para que las personas celebren reuniones públicas y no para las actividades realizadas durante las mismas.

Testigos presenciales le dijeron a CNN que los manifestantes se retiraron del perímetro de la embajada de Suecia después de incendiar parte de ella “trás entregar su mensaje de protesta contra el acto de quemar el Libro Sagrado de Dios”.

Iraq condena el ataque e inicia una investigación

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Iraq emitió este jueves (hora local) una condena por el incendio de la embajada de Suecia en Bagdad, informó en un comunicado.

El incidente es parte de un patrón preocupante de ataques a misiones diplomáticas, lo que representa una importante amenaza para la seguridad, agregó el ministerio.

Añadió que el gobierno iraquí tomó medidas rápidas, instruyendo a las autoridades de seguridad competentes que inicien una investigación urgente, “medidas para descubrir las circunstancias del incidente e identificar a los perpetradores de este acto y detener a los responsables conforme a la ley”.

A fines de junio, un hombre quemó una copia del libro sagrado del Islam frente a una mezquita de Estocolmo, lo que provocó condenas masivas en todo el mundo musulmán. Las imágenes del evento mostraron que él era la única persona, además de su traductor, en la protesta que coincidió con la festividad musulmana de Eid-al-Adha, una de las fechas más importantes del calendario islámico.



Más información