Los misterios históricos tras el pene de Adolf Hitler: del «pequeño tamaño» a su amputación

Los misterios históricos tras el pene de Adolf Hitler: del «pequeño tamaño» a su amputación

El 2 de mayo de 1945 fue un día de jolgorio para el Ejército Soviético. El primer soldado en acceder al búnker del derrotado Adolf Hitler fue el teniente Iwan I. Klimenko, del 79º Cuerpo de Infantería. A continuación, le siguieron el mayor Boris Alexandrovich Bystrov y el mayor Isaak Hazin. Tras un rápido vistazo hallaron los cadáveres del matrimonio Goebbels y de sus seis hijos; asesinados por sus padres con el objetivo de que no tuvieran que vivir en un mundo sin el líder nazi. No era un premio pequeño para los hombres de Stalin, pero ellos buscaban otro mucho mayor: el cadáver del ‘Führer’. Anhelaban cerciorarse de que se había disparado en la sien –o en la boca,… Ver Más



Más información

Joaquín Suárez

Entradas relacionadas

Read also x