Corea del Norte dice que el lanzamiento de un satélite fracasó y planea intentarlo de nuevo

Seúl (CNN) — El intento de Corea del Norte de poner en el espacio un satélite militar de reconocimiento fracasó este miércoles al averiarse la segunda etapa del cohete, informó la estatal Agencia Central de Noticias de Corea (KCNA), que añadió que Pyongyang planeaba realizar un segundo lanzamiento lo antes posible.

«El nuevo cohete vehículo de satélite, Chollima-1, se estrelló en el Mar Occidental al perder la propulsión debido a un arranque anormal del motor de la 2ª etapa después de que la 1ª etapa se separara durante el vuelo normal», dijo KCNA.

Según el informe, «la fiabilidad y estabilidad del nuevo sistema de motores» era «baja» y el combustible utilizado «inestable», lo que provocó el fracaso de la misión.

La Agencia Nacional de Desarrollo Espacial de Corea del Norte dijo que investigaría el fallo «urgentemente» y llevaría a cabo otro lanzamiento tras nuevas pruebas, informó KCNA.

Tras el lanzamiento fallido de Corea del Norte, China publicó un comunicado en el que pidió a todas las partes implicadas en la península coreana que «reanuden un diálogo significativo».

El portavoz del Ministerios de Asuntos Exteriores de China, Mao Ning, declaró este miércoles que «es algo que China no quiere ver».

«La única forma de evitar que la situación siga deteriorándose es que todas las partes afronten el quid de la ausencia de un mecanismo de paz en la península», añadió Mao.

Corea del Sur identificó lo que cree que es una parte de un vehículo espacial norcoreano caído. (Crédito: Ministerio de Defensa de Corea del Sur)

El Estado Mayor Conjunto de Corea del Sur dijo que identificó un objeto que se presume es parte de lo que Corea del Norte dice ser su vehículo de lanzamiento espacial en el mar a unos 200 kilómetros (125 millas) al oeste de la isla Eocheong alrededor de las 8:05 a.m. hora local y está en proceso de obtenerlo.

Anteriormente, el ejército de Corea del Sur dijo que Pyongyang había disparado un «proyectil espacial», lo que provocó alertas de emergencia en Seúl y Japón, semanas después de que el líder norcoreano Kim Jong Un ordenara a las autoridades que se prepararan para lanzar el primer satélite de reconocimiento militar del país.

Ambos países cancelaron posteriormente esas alertas cuando quedó claro que no había peligro para las zonas civiles por el lanzamiento norcoreano.

Según los analistas, los sucesos de este miércoles por la mañana ilustran los problemas tanto de Corea del Norte como de Corea del Sur, de Pyongyang en su programa espacial y de Seúl en su proceso de alerta pública.

«Los esfuerzos espaciales norcoreanos han fracasado sistemáticamente, lo que indica que mientras se desarrollan sus capacidades balísticas militares, sus capacidades de lanzamiento espacial no avanzan al mismo ritmo de desarrollo», declaró Malcolm Davis, analista principal del Instituto Australiano de Política Estratégica.

«Es curioso, porque las capacidades de lanzamiento espacial y los sistemas de misiles balísticos son tecnologías similares en muchos aspectos, y las pruebas norcoreanas de sistemas de misiles balísticos han tenido más éxito», dijo Davis.

Corea del Norte ha realizado decenas de pruebas de misiles balísticos en los últimos dos años, que, según los analistas, han mostrado una maduración del programa.

La prueba de un nuevo misil balístico intercontinental (ICBM) de combustible sólido en abril demostró que Pyongyang podría lanzar los misiles más rápidamente en caso de cualquier confrontación nuclear, según los analistas.

El lanzamiento norcoreano hizo sonar las sirenas antiaéreas en los alrededores de Seúl sobre las 6:30 de la mañana, hora local, causando confusión entre los residentes, acostumbrados a las pruebas preanunciadas del sistema de alerta en pleno día.

Las sirenas fueron seguidas de un mensaje de texto enviado a los teléfonos móviles, diciendo a la gente que se preparara para buscar refugio.

La alerta se canceló unos 20 minutos después de su emisión.

Aún no se sabe con certeza quién emitió la alerta. El Ministerio del Interior dijo que fue emitida por error por el gobierno de la ciudad de Seúl.

El alcalde de Seúl, Oh Se-hoon, pidió disculpas a los ciudadanos por «causar confusión» al enviar una alerta a toda la ciudad, y añadió que se intentará perfeccionar el sistema para evitar situaciones similares.

Leif-Eric Easley, profesor de la Universidad Ewha Womans de Seúl, dijo que cualquier crítica a los dirigentes del gobierno por la alerta puede ser injustificada.

«El gobierno recibiría más críticas si no hiciera todo lo posible por la seguridad pública», dijo Easley.

De hecho, dijo que la alerta podría ayudar a sacudir a los residentes surcoreanos de la complacencia sobre los peligros que plantean los programas de misiles de Pyongyang.

Otra imagen de los restos del vehículo espacial norcoreano recuperado por Corea del Sur. (Crédito: Ministerio de Defensa de Corea del Sur)

«Es probable que la administración Yoon prometa mejoras en el sistema de alerta, pero también es posible que espere que un mayor conocimiento de la amenaza norcoreana aumente el apoyo a las políticas de disuasión militar del gobierno», dijo Easley.

Tanto el gobierno surcoreano como el japonés condenaron el lanzamiento norcoreano como una violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

«Tanto si fue un éxito como si no (fue) una grave provocación que amenaza la paz y la seguridad en la península coreana y en la comunidad internacional», según un comunicado de la oficina de Yoon.

En Japón, el secretario jefe del Gabinete, Hirokazu Matsuno, declaró que Tokio «protestaba vehementemente» ante Corea del Norte. Prometió «vigilancia y vigilancia» continuas por parte del gobierno japonés.

El Ministerio de Defensa japonés había advertido este lunes que destruiría cualquier misil norcoreano que entrara en su territorio después de que Pyongyang notificara al país sus planes de lanzar un «satélite».



Más información