Cómo preparar manzanas asadas en una freidora de aire y que queden perfectas

La fruta tiende a volverse más dulce y suave cuando se asa, así que esta opción es perfecta para los más golosos

Así es la receta de las manzanas asadas. Catalina Prieto

Catalina Prieto

Esta receta muy fácil de hacer en la freidora de aire con un topping de avena, canela y cardamomo tiene todos los sabores que nos encantan de un crumble de manzana y satisfará tus antojos de dulce sin necesitar de adicionar azúcar ni edulcorantes. Sin gluten y vegano, este postre fácil nos recuerda a una tarta de manzana tradicional pero es perfecta para cuando no tenemos mucho tiempo y buscamos un plato otoñal, reconfortante y bastante ligero.

Es básicamente como un crujiente o crumble rápido de manzana. Hecho con ingredientes simples, está listo en sólo 15 minutos y también se puede hacer en el horno si no tienes una freidora de aire. Este postre clásico es ahora mucho más fácil de hacer gracias a este pequeño electrodoméstico. Lo que me encanta de las manzanas asadas con especias en la freidora de aire es que dejan tu cocina con un aroma delicioso y aúnan la sencillez con un toque vintage.

La fruta tiende a volverse más dulce y suave cuando se asa, por eso no tengas miedo de emplear una variedad de manzana ácida, el contraste es maravilloso.

¿Qué manzanas son mejores para asar?

Yo suelo elegir manzanas que sean firmes y mantengan su forma durante el horneado, pero que a la vez sean manzanas ligeramente tiernas. Mis manzanas favoritas para esta receta son la reineta, Gala, Granny Smith, Fuji o Pink Lady. Todas son excelentes opciones.

  • Manzana
    1
  • Copos de avena integral sin gluten
    2 cucharadas
  • Canela molida
    1 cucharadita
  • Cardamomo molido
    ½ cucharadita
  • Sal
    Una pizca
  • Mantequilla fría
    2 cucharaditas

sdfgdfgdf

Lava la manzana, descorazónala y córtala por la mitad longitudinalmente.

En un pequeño bol mezcla los copos de avena integral, la canela y el cardamomo molidos, la sal y la mantequilla bien fría.

Con las yemas de los dedos ir dando pequeños pellizcos hasta que la mezcla se pegue ligeramente y se convierta en un crumble.

Colocar la mezcla de avena y canela repartiéndola entre las dos mitades de manzana. Pre calentar la freidora de aire durante 4 minutos a 180ºC. Retirar el cajetín, colocar sobre el fondo un papel vegetal perforado y sobre él las mitades de manzana. Introducir en la airfryer y programar durante 15 minutos a 180ºC y dejar que se cocinen hasta que se ablanden. Servir caliente con una cucharada de yogur natural cremoso.

Y ¡a disfrutar!




Más información