Videos muestran supuestas decapitaciones de soldados ucranianos

(CNN) — El presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky, calificó de «bestias» a quienes supuestamente decapitaron a soldados ucranianos mostrados en dos videos que aparecieron en redes sociales la semana pasada.

Los videos parecen corresponder a hechos distintos: uno de ellos puede haber sido filmado muy recientemente, mientras que el otro, por la cantidad de follaje que se ve en el suelo, parece haber sido filmado durante el verano boreal.

El primer video, publicado el 8 de abril en una red social prorrusa, fue grabado supuestamente por mercenarios rusos del grupo Wagner y parece mostrar los cadáveres decapitados de dos soldados ucranianos tendidos en el suelo junto a un vehículo militar destruido.

En el video se oye una voz, detrás de la cámara, con el sonido aparentemente distorsionado para impedir la identificación del hablante.

«[El vehículo blindado] fue destrozado por una mina», dice la voz, que habla en ruso.

Aparentemente refiriéndose a los cuerpos en el suelo, la voz, riendo, continúa: «Los mataron. Alguien los abordó. Los alcanzaron y les cortaron la cabeza».

A los soldados muertos también parecen haberles cortado las manos.

En las redes sociales rusas se dice que el video fue grabado cerca de Bakhmut, en el este de Ucrania, escenario de los combates más encarnizados de la guerra desde hace muchos meses, en los que los mercenarios de Wagner están muy implicados. CNN no puede confirmar de forma independiente la ubicación del video.

El segundo video, publicado en Twitter y que se ve demasiado borroso, parece haber sido filmado durante el verano por la cantidad de follaje en el suelo. En él se ve a un combatiente ruso usando un cuchillo para cortar la cabeza a un soldado ucraniano. Una voz al principio del video sugiere que la víctima podría haber estado viva cuando comenzó el ataque.

Zelensky prometió que los responsables de las supuestas atrocidades rendirían cuentas. «Hay algo que nadie en el mundo puede ignorar: ¡con qué facilidad matan estas bestias!», afirmó en un mensaje de video.

«No vamos a olvidar nada. Tampoco vamos a perdonar a los asesinos. Habrá responsabilidades legales por todo. La derrota del terror es necesaria», afirmó.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, dijo este miércoles que el video era «terrible», pero que «en primer lugar, tenemos que verificar la autenticidad» de las imágenes.

En su habitual llamada con periodistas, Peskov dijo: «Por supuesto, son tomas terribles. Entonces puede ser un motivo para comprobar si es cierto o no, si tuvo lugar y, en caso afirmativo, dónde y desde qué lado».

Este lunes, el Instituto para el Estudio de la Guerra (ISW, por sus siglas en inglés) afirmó que, al parecer, el grupo Wagner «seguía cometiendo crímenes de guerra decapitando a militares ucranianos en Bakhmut», en referencia a una foto compartida en las redes sociales prorrusas en la que se veía lo que parecía ser una cabeza cortada, que según ellos pertenecía a un soldado ucraniano, montada en una pica.

El ISW ha informado de incidentes similares en Popasna, en la región de Luhansk, donde las tropas de Wagner también operaban a principios de la guerra.

Algunas cuentas prorrusas en las redes sociales han sugerido que las fuerzas ucranianas fueron las responsables de las decapitaciones en un esfuerzo por ocultar la identificación. Esto hace eco de una afirmación similar realizada por el jefe de Wagner, Yevgeny Prigozhin, en enero, después de que sus combatientes aparentemente encontraran cuerpos con manos y cabezas cortadas cerca de Bakhmut.

Dariia Zarivna, asesora del jefe de la Oficina del Presidente de Ucrania, dijo el miércoles que los videos forman parte de una operación psicológica «destinada a intimidar».

«Deshumaniza por completo y demuestra la esencia de un país terrorista», dijo sobre los videos.

«Pero es importante entender el propósito. Se trata de una operación psicológica destinada a intimidar. El público objetivo no es solo Ucrania, sino también las sociedades occidentales», razonó.

«Sin embargo, no funciona con nosotros. Los rusos lo temen, pero nosotros no», añadió.

— Anna Chernova, de CNN, contribuyó con este reporte.



Más información