China impone multa de US$ 2 millones por broma de comediante

(CNN) — La broma de un comediante chino que se refería vagamente a un eslogan utilizado para describir a los militares del país le costó a una empresa de entretenimiento más de US$ 2 millones después de que las autoridades le impusieran enormes multas.

La costosa sanción resalta la delicada línea por la que deben transitar los comediantes en una China altamente censurada –donde la política rara vez es motivo de risa– y las duras consecuencias para quienes en la industria del entretenimiento se consideran transgresores.

Li Haoshi, conocido por su nombre artístico House, llamó la atención de las autoridades esta semana tras utilizar una frase asociada al Ejército Popular de Liberación (EPL) durante su espectáculo cómico del fin de semana, en el Century Theater de Beijing.

A medida que aumentaban las reacciones oficiales, Li canceló todas sus actuaciones y la empresa de espectáculos que lo representa, Shanghai Xiaoguo Culture Media, presentó sus disculpas.

Este miércoles, la Oficina Municipal de Cultura y Turismo de Beijing comunicó que una filial de la empresa sería multada con US$ 1,91 millones y privada de US$ 189.000 que había obtenido en «ganancias ilegales», en aparente referencia a las dos actuaciones en directo de Li, el pasado fin de semana. También se suspendió indefinidamente a la empresa de celebrar actuaciones en la capital.

El comunicado acusaba a Li de «insultar gravemente» a los militares y de «causar un mal impacto social».

Li será investigado junto con su agente y otro miembro relevante del equipo, añadió la oficina.

La autoridad cultural no dio más detalles sobre la investigación, pero en 2021 China promulgó una ley para prohibir cualquier insulto y calumnia contra el personal militar.

Lo que dijo Li

Para el público internacional, la broma de Li puede parecer inofensiva.

Durante el espectáculo, inició una parodia sobre cómo había adoptado a dos perros callejeros desde que se mudó a Shanghái.

A continuación dijo que la persecución de una ardilla le recordó ocho palabras, antes de soltar el polémico chiste, según el audio publicado en la red social china Weibo.

«Fino estilo de trabajo, capaz de ganar batallas», dijo, dando la vuelta a un conocido eslogan del Partido Comunista de China que se refiere al EPL.

La frase fue pronunciada por primera vez en 2013 por el líder chino Xi Jinping, que también preside el Ejército, cuando expuso una lista de cualidades que exigía el Ejército de la nación. Desde entonces se ha repetido en varias ocasiones oficiales y en los medios de comunicación estatales.

Shanghai Xiaoguo Culture Media es una de las mayores productoras de espectáculos cómicos del país.

Al dictar su sanción, en un comunicado este miércoles, las autoridades de Beijing concluyeron que el espectáculo del sábado de Li contenía «un argumento que suponía un grave insulto al Ejército Popular de Liberación y causaba una mala influencia social».

«Nunca permitiremos que ninguna empresa o individuo calumnie gratuitamente la gloriosa imagen del Ejército Popular de Liberación en un escenario de la capital [china], nunca permitiremos que se hieran los profundos sentimientos de la gente hacia los soldados y nunca permitiremos que temas serios se conviertan en un entretenimiento», dijo la autoridad cultural.

«Una baja forma de arte»

Li ya se había disculpado en la red social china Weibo, donde tiene 136.000 seguidores.

«Asumiré toda la responsabilidad y suspenderé todas mis presentaciones para reflexionar profundamente y reeducarme», escribió este lunes.

Shanghai Xiaoguo Culture Media comunicó previamente que había suspendido indefinidamente al comediante de todas sus producciones.

En los últimos años, la comedia stand-up ha cobrado fuerza en China en el marco de una nueva tendencia de concursos televisados que enfrentan a comediantes ingeniosos.

Tras el anuncio de las sanciones, algunos internautas chinos acudieron a la plataforma Weibo, similar a Twitter, para elogiar la decisión del organismo oficial.

«Bien merecido. La comedia stand-up es una baja forma de arte que piensa que es cultural», escribió un usuario.

Otros, en cambio, temen que la decisión conduzca a una mayor represión de la comedia.

China impone una estricta censura en temas que considera delicados, desde el escote de las mujeres hasta las críticas al Partido Comunista. Ese control ideológico se ha endurecido bajo el mandato de Xi Jinping, lo que ha tenido un amplio impacto en la industria del entretenimiento.



Más información